GABY

Confesé mi pecado con mis papás y me han dicho que han estado orgullosos de mi; eso me llena mucho porque en mis años de esclavitud nunca pensé en honrar a mis papás, pero honrarlos ahora me hace muy feliz.

 

 

Nací y he crecido en una familia que me ha inculcado muchos valores pero sobre todo el amor de Dios desde que nací, lamentablemente estuve esclavizada en pornografía y masturbación desde los 5 años de edad cuando por primera vez vi una película con contenido pornográfico.

Fui creciendo con esta curiosidad de seguir en ello y seguí en eso toda mi niñez, adolescencia y parte de mi juventud, el Señor me ha usado desde muy pequeña, pero por motivos muy pequeños a los 13 años me aleje totalmente de los caminos de Dios para hundirme mas en mi esclavitud sexual buscando nuevas satisfacciones en esta área, pero también buscaba en otras áreas en las cuales dañaba el corazón de Dios, cigarrillo, alcohol, astrología, quiromancia, etc., di mi corazón muchas veces para ser lastimado, di horas valiosas de mi tiempo a situaciones, relaciones y personas que no valieron la pena haber dado.

Desde muy pequeña vi a uno de mis hermanos como mi segundo papá, ya que era él quien estaba un poco más de tiempo conmigo que mi papá, ya que mi papá tenía responsabilidades mayores que no le permitían estar un poco más de tiempo conmigo, yo cree en mi mente que realmente mi Hno. Por ser mi segundo papá nunca me iba a dejar, cada vez que el llevaba una novia yo me sentía traicionada y la segunda, ya que su novia estaba primero que yo, esa mentira fue creciendo en mi mente el ser siempre la segunda y de hecho busqué una relación donde me sentí así, una relación prohibida (con un hombre casado). Ello me llevó a un abismo mas profundo y doloroso lo cual fue la causante de haberme sentido la mujer menos valiosa en este mundo, perdí el propósito de mi vida, no le encontraba ningún sentido el vivir.

A los 18 años Dios uso a un familiar y me invitó a la iglesia, Dios buscó el momento indicado, porque ese día me hizo recordar y me dio la oportunidad de renovar mi relación con él, me sentí amada, protegida, con valor, sentí felicidad, y el Señor empezó la obra en mi vida, pero lamentablemente mi esclavitud no terminó ese momento, seguí en el pecado sexual, caminaba junto a Dios pero mi corazón estaba lleno de amargura, me volví una experta ocultando mis situaciones y sobre todo llevando una doble vida dentro de la iglesia. Estaba cansada de estar en el camino correcto pero arrastrando basura y no avanzando en mi vida espiritual.

El 26 de julio del 2009 escuche una predica de Dr. Ricky Marroquin sobre el Pecado Oculto, no deje de llorar en toda la prédica, ese día Laura una de nuestras mentoras dio su testimonio el cual quebranto mucho mi corazón, Ricky proporcionó una página de Internet y me acerque a Laura para pedirle más información, Laura me dio una tarjetita para contactarlos y no dude en escribirles, recuerdo haberles escrito día domingo, y relate casi toda mi historia, porque lo que necesitaba era que alguien me dijera “Gaby hay una esperanza para ti” “Gaby eres perdonada” “Gaby no eres la única que le ha fallado a Dios en ese aspecto” todos los días revisaba mi correo de alguna respuesta y no había ninguna, volví a escribir porque sentía la necesidad, no solo la curiosidad de lo que me fueran a contestar, sino la necesidad de ser totalmente libre, se tardaron en responderme, mi mentora me respondió exactamente cuando más necesitaba la ayuda.

Empecé con el curso de Libertad Pura, durante el curso el Señor me mostró cada herida de mi corazón, pero no solo me la mostró sino que también la sano,  concluí el curso con Victoria, y decidí ayudar a más mujeres en la misma esclavitud en la cual yo estaba, para la Gloria de Dios. Puedo decir con toda libertad que estuve esclavizada en Inmoralidad Sexual pero aun con mucha mas Libertad puedo decir que SOY TOTALMENTE LIBRE EN CRISTO JESÚS mi vida ha cambiado, ahora no solo veo mi propósito sino que también lucho por llegar a cumplirlo,  me valoro como mujer, y tengo mi corazón seguro no en una relación sentimental, sino en una relación con mi Padre Celestial, tengo una mejor relación con mis papas, hermanos y mis amistades, lo cual me llena mucho porque nunca había valorado la familia y los amigos que Dios me había dado.

Soy una mujer plenamente feliz con lo que Dios me ha dado y valoro mucho mi vida, como para pensar nuevamente en quitármela antes del tiempo estipulado por Dios, como decía anteriormente tengo la dicha de haber nacido en un hogar Cristiano, pero nunca conocí a Jesús como lo conozco ahora, cuando yo estaba en mi esclavitud, solo mis papás asistían a la iglesia, yo empecé a cambiar y a tomar buenas decisiones y en la actualidad de mi familia mis dos hermanos con sus familias buscan de Dios, y se que se cumplirá esta palabra en mi familia que dice “yo y mi casa serviremos a Jehová”.

Confesé mi pecado con mis papás y me han dicho que han estado orgullosos de mi eso me llena mucho, porque en mis años de esclavitud nunca pensé en honrar a mis papás, pero honrarlos ahora me hace muy feliz.

Aun tengo luchas y pruebas pero puedo decir que el Señor ha cumplido una promesa más en mi vida, 2da de Crónicas 7:14 dice: 1Si se humillare mi pueblo, sobre el cual mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. Ese versículo de la Biblia fue el que toco mi vida he hizo que yo me volviera de mis malos caminos, me atrevo a decir que el Señor me oye desde los cielos, ha perdonado mis pecados y no solo ha sanado mi corazón o sea mi tierra, sino que también me otorgo una vida de LIBERTAD.

2016-10-16T19:46:45+00:00 15 junio, 2011|
¿Necesitas Ayuda para ser libre del pecado sexual?
Inscríbete hoy en nuestro programa de consejería en línea.
Empieza haciendo clic aquí