GABY

Cuando decidí iniciar con el curso, lo hice para que me pudieran asignar pedidos de ayuda del curso Puerta de Esperanza, conforme fueron pasando los días el Espíritu Santo iba recordando a mi vida, situaciones que fueron bloqueadas.
Durante mi niñez tuve encuentros sexuales con niñas de mi edad, al principio era como jugar de “papá y mamá” realmente nunca lo vi como un pecado, aunque sí lo era; esos encuentros terminaron cuando tuve mi primer novio.

Durante mi adolescencia tuve relaciones sentimentales que duraban muy poco y en cuanto terminaba una, ya tenía en mente con quien iba a empezar otra, cada vez que terminaba una relación mi corazón quedaba herido, esa herida se convirtió en duda, y en mi mente surgía “será que una mujer me puede validar más que un hombre” “y si yo fuera mejor lesbiana y no heterosexual” “y si Dios no me diseñó para las relaciones sentimentales con hombres”, frecuentemente bromeaba y mentía diciendo que era lesbiana frente a los hombres ellos decían “que desperdicio de mujer” eso me hacía sentir bonita y atractiva; a pesar de que tenia duda seguía saliendo con chicos; había un vacio dentro de mí que buscaba afecto que no encontraba en esas relaciones y el enemigo había sembrado la duda de “y SI mejor me vuelvo lesbiana”.

No tuve una experiencia sentimental con una mujer, pero el enemigo cada vez que podía ponía esa duda en mi mente. Realmente tomar este curso fue genial, en cada lección el Señor reafirmaba mi feminidad, tuve que cortar con esas mentiras y romper pactos de dudas sembradas en mi mente, y vivir la verdad en Cristo Jesús. A pesar de que mi vida ya había sido restaurada del pecado sexual antes de empezar este curso, esos bloqueos pudieron haber sido desbloqueados por el enemigo y el los hubiera podido utilizar y hacerme una mala jugada, le agradezco a Dios porque está al pendiente de mi en todas las áreas.

La vida es como un rompecabezas, cada pieza es algo que el Señor trata cuidadosamente para cuando estén todas la piezas juntas y en la posición correcta podamos reflejar su imagen. Eso es lo que deseo, que cada pieza de mi vida sea tratada por el dueño de mi corazón, de mi vida y el que mi alma ama.

2016-10-16T19:46:24+00:00 16 enero, 2012|
¿Necesitas Ayuda para ser libre del pecado sexual?
Inscríbete hoy en nuestro programa de consejería en línea.
Empieza haciendo clic aquí